Algunas críticas significativas (narrativa)

      En este apartado se muestra una breve selección de críticas profesionales, opiniones y comentarios significativos -expresados siempre por escrito- acerca de los libros en prosa publicados por el autor. Además se recogen opiniones de escritores, académicos, profesores y ensayistas que proceden de cartas dirigidas al propio escritor a modo de correo personal (en adelante, Cp.), pues constituyen un valioso testimonio de lo que esos indiscutidos intelectuales piensan en relación a la obra de Serna.

Sombras de Madrid

"Esta novela de Ricardo Serna nace ungida por un éxito seguro. Un honor haber podido ser su pregonero. Enhorabuena".
[Eugenio Mateo Otto, Presidente de la Asociación Aragonesa de Amigos del Libro y escritor. Facebook, 15-XII-2017]

"Felicidades. No solo es una excelente novela, sino que, a mi juicio, lleva en germen una espléndida película. Mi más sincera enhorabuena".
[José Luis Calvo Carilla, Catedrático de Literatura Española en la Facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza. Cp. 22-II-2018]

“Hacía tiempo que no me reía tanto con un libro, a la vez que disfrutaba de su ameno, hilarante y tierno contenido envuelto en una prosa sorprendente por la riqueza y tino de su vocabulario, de sus expresiones recogidas del auténtico lenguaje de la calle, por la adjetivación insólita y por el derroche de imaginación al crear y definir a tantos personajes como van apareciendo a lo largo de sus páginas.
El relato rememora momentos de la vida y milagros de un zagal inclusero en el hambriento Madrid de los cuarenta, y sus encuentros y descubrimientos con otros desvalidos y desgraciados chavales de su edad... hasta su etapa final, ya septuagenario, desde la que contempla vívidamente el tráfago de su vida.
Hace de cada personaje un retrato cariñoso y preciosista, malicioso a veces y siempre divertido, derrochando un inusual sentido del humor propio de quien está ya de vuelta de casi todo.
Refrescante lectura, con muchos guiños, puntos suspensivos que dejan puertas abiertas y una espectacular y cuidada, muy inteligible y directa forma de escribir. Para tenerlo en la mesilla y leerse cada noche alguno de esos pequeños relatos antes de irse a dormir plácidamente y con una sonrisa en los labios. Sin que por ello deje de revolotear por todo el libro la dureza de la vida en los difíciles tiempos del Madrid de la posguerra y una constante reflexión sobre lo tragicómico de la vida misma.
Quienes hayan leído La Colmena, quizá encuentren algún paralelismo entre ambas obras. Mutatis mutandis, les confieso que a mí me ha gustado más Sombras de Madrid. No se la pierdan".
[José Luis de Arce, Licenciado en Derecho, Diplomado en Sociología Urbana, Exdiputado del Congreso y escritor. Revista Vínculo, nº 244, IV-2018, p. 23]

"Magnífica novela, entretenida y narrada con estilo, con una prosa inaudita por lo que tiene de formidable y bien pergeñada. En pocas palabras, una obra de arte para enmarcar en oro".
[Carlos Antonio Berasátegui, Periodista free lance y Licenciado en Derecho. Cp. s/f]

"Como en toda novela de calidad, Sombras de Madrid sabe captar el interés de los lectores desde su inicio, y está llena de ironía, humor, sátira y sentimiento. El personaje narrador, protagonista en primera instancia de los hechos que se refieren, nos cuenta algunos pasajes de su complicada vida personal. Por eso, la novela toma cuerpo y se desarrolla literariamente dentro del formato que podríamos calificar genéricamente de memorias apócrifas.
Ricardo Ariel, personaje narrador, nos presenta los hechos con pasión contenida y morosa, verismo y una buena dosis de humor —en ocasiones sutil, descarado otras— que se patentiza sin excesos a lo largo de muchos capítulos de la novela.
Teniendo en cuenta el argumento de la obra, cabe preguntarse hasta dónde llega la realidad que nos presenta el autor de la misma y en qué punto nace la ficción propiamente dicha. Vida y literatura se entrelazan, pues, de forma sorprendente y magistral, en esta nueva entrega del escritor aragonés, quien con Sombras de Madrid ha sabido ejecutar una obra literaria de gran calidad lingüística y estimable amenidad".
[Juan Manuel Matés, Catedrático de la Universidad de Jaén y ensayista. Cp. s/f]

Inocentes criaturas

"Ricardo Serna vuelve a encandilarnos con su buena pluma por medio de los ambientes, los personajes y las descripciones que hallamos en su nuevo libro de cuentos. Inocentes criaturas es un conjunto magistral de relatos para adultos que nos recuerda lo que ya sabíamos de sobra desde hace años: que el escritor aragonés domina como pocos las herramientas propias de la narrativa en lengua castellana, y que su don magnífico de fantasía y sus poderes como escritor de talla, potencia y calidad, hacen de su literatura una obra digna de encomio".
[Juan Manuel Matés, Catedrático de la Universidad de Jaén. Cp. 13.V.2015]

“La verdad es que me fascinó [...]. Magnífico, y las descripciones muy realistas, en especial la del personaje Sixto Alvarado”.
[Alfredo Santos Pardo, Licenciado en Filosofía y Letras y profesor. Cp. 1.VI.2015]

“De nuevo Ricardo Serna nos sorprende de un modo muy agradable con la aparición de su obra Inocentes criaturas, compuesta de trece prodigiosos relatos. Con exuberante imaginación y una prosa llena de lucidez y frescura, Serna compone -con su característica ironía, crítica y humor- unos inocentes personajes protagonistas de historias divertidísimas, pero no alejadas sin embargo de la  cotidiana realidad, y que nos hacen reflexionar. Para  no perdérselo. Enhorabuena”.
[Joaquín Abadía Tirado, Licenciado en Filología Hispánica y profesor emérito de Lengua y Literatura Española. Cp. 12.VI.2015]

"En la colección Cantela han participado firmas tan relevantes como las de José Verón Gormaz, Antón Castro, Román Ledo, Ricardo Vázquez-Prada, Joaquín Sánchez Vallés o Ricardo Serna".
[Francisco Javier Aguirre, con seudónimo Juan de Orbiso, escritor. Diario de Teruel, sábado 12-V-2018, p. 34].


El laberinto de los goliardos



"El autor deja entrever este asunto [el paso del tiempo] en la lectura más profunda de su obra. La lectura superficial, como explicó, es la aventura de Jaime Iturbe, un profesor de literatura y aficionado al jazz que compra una casa en Sopeira, en el Pirineo, para escapar de la rutina de la ciudad. Allí se interesa por un laberinto subterráneo y por unos misteriosos y enigmáticos pasadizos que le cuentan que están bajo su casa […]. De la presentación se encargó la Dra. Gema Martínez de Espronceda, profesora titular de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza. Martínez de Espronceda destacó de la novela el dominio de la sintaxis, la deleitación en la búsqueda de pequeñas situaciones, la obsesión por el detalle en la descripción del paisaje...”.
[Elena Gracia, Heraldo de Aragón, 13.XII.2005]

"En la novela El laberinto de los goliardos aparece el tiempo como irrealidad, la sucesión de los siglos como simple artificio de la inteligencia. […] Y advierte el autor que la novela tiene una doble lectura.
[Roberto Miranda, El Periódico de Aragón, 17.XII.2005]

“El lugar de Sopeira, donde trabajó varios años el líder aragonesista Gaspar Torrente, y el propio monasterio –que es una preciosidad-, y el pantano, son escenarios magníficos. Creo que es un estilo muy próximo al del Mendoza de El misterio de la cripta embrujada”.
[Eloy Fernández Clemente, Catedrático emérito de Historia Económica, escritor y ensayista, Cp, 4.I.2006]

“Su libro es para mi muy interesante. Usted lucha por lograr una lengua coloquial. Ya se notaba en Caballeros de la luz. Mucho más en El laberinto [...]. Es, ante todo una voluntad de estilo. Indudablemente, peso y realidad de una generación. Su libro es bueno, está bien organizado. No tenga miedo a escribir como usted habla. Ánimo y a seguir escribiendo. Un gran abrazo. Mando sus libros a Cáceres, a mi biblioteca, hoy pública”.
[Alonso Zamora Vicente, Académico de la RAE., ensayista y escritor, Cp, 7.II.2006]

“Ha sido un placer ver cómo desde Zaragoza has llegado a conocer la misma España intelectual que me enseñó una y otra vez don Alonso [Zamora Vicente]. Los mismos maestros y los mismos amigos. Tu dedicación a la Masonería española, tu admiración por la escritora Puértolas... Todo coincide con una España que muy pocos han tenido el privilegio de conocer. Bueno, me quedo con el reconocimiento de don Alonso hacia tu obra basado en dos razones: si él ha escrito que sabes ver al héroe históricamente, es porque eres un gran historiador además de escritor; y si te aconsejó que escribieras como hablas es porque la verdadera lengua es la del momento. [...] Recomendaré siempre la lectura de tus libros como uno de los valores más significativos de la España contemporánea”.
Antonio Viudas Camarasa, Doctor en Lingüística Hispánica. Ensayista, profesor titular de la Universidad de Extremadura y miembro de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, Cp. 20.III.2006]

El laberinto de los goliardos ha sido para mí una agradable sorpresa, y su lectura un verdadero placer desde la primera hasta la última de sus páginas. Su autor, el zaragozano Ricardo Serna, es escritor consagrado que ha cultivado diversos géneros literarios. [...] Un libro que merece, por muchos motivos, ocupar un lugar destacado en la actual narrativa aragonesa”.
[Carlos Bravo Suárez, Diario del Alto Aragón, 5.VIII.2007]


Caballeros de la luz



"Tenemos entre manos un libro con dieciocho historias diferentes. Cada una constituye un particular universo, pero todas ellas en conjunto -al margen de asuntos y extensiones- se vertebran en torno a un estilo literario original de trazas clásicas, con toques ligeros de ironía y humor que agradan siempre y alivian el peso de ciertos mensajes. Este libro, como tantos otros, se ha escrito para ser leído sin prisa, saboreando cada frase, disfrutando morosamente de los mundos arcanos que el escritor esconde entre líneas, bajo el perfil inquietante de los párrafos que conforman sus atractivos relatos".
[Juan Manuel Matés Barco, Catedrático de la Universidad de Jaén y ensayista. Texto crítico en contraportada del volumen, 2.IX.2004]

"Su prosa es atrevida, descarada. Buena señal".
[Miguel Delibes, Académico de la RAE y novelista. Cp. 13.XI.2004]

"Los cuentos, estupendos. He pasado una buena tarde con ellos".
[José Luis Melero Rivas, bibliófilo y ensayista. Cp. noviembre 2004]

"Caballeros de la luz, dieciocho relatos en los que se denota la pasión de este zaragozano por la literatura y también por la Masonería, cuyos ritos iniciáticos configuran una de las tramas. Su estilo está cercano al del novecentista Gabriel Miró, sin olvidar a sus admirados Torrente Ballester, Delibes, Soledad Puértolas, Luis Mateo Díez y Francisco Umbral".
[Lourdes Buisán, Diario del Alto Aragón, 17.XI.2004]

"Me ha gustado su tono general de nostalgia cálida".
[Alonso Zamora Vicente, Académico de la R.A.E y escritor. Cp. 18.XI.2004]

“La prosa de Ricardo Serna es clara, precisa, serena; fluye limpiamente dejando traslucir un punto de inocencia, contrastado por la experiencia. Él sabe acoger, envolver al lector en el mundo que le va mostrando. Sus descripciones son sobrias y profundas a un tiempo. Sólo desvela aquello que es preciso saber, sin divagaciones ni circunloquios, sin alardes de virtuosismo narcisista. Ricardo Serna es un artista de la palabra. Su obra trasluce siempre un aura de luz blanca".
[María José Lacalzada de Mateo, Doctora en Historia, ensayista y profesora de la Universidad de Zaragoza, Cp. 24.VI.2005]



Los días amargos







"Ante todo, mi enhorabuena: una primera mirada me ha descubierto en claridad la presencia de su voz, la aventura".
[Alonso Zamora Vicente, Académico de la RAE y escritor. Cp. 10.XI.2000]

"Interesante y sentida".
[Miguel Delibes, Académico de la RAE y novelista. Cp. 10-XI-2000]

"Te transmito mi felicitación sincera: es un libro muy bien escrito, ágil y conmovedor; en resumen, una clara aproximación a la enfermedad que, me parece a mí, también habrá de ayudar a mucha gente".
[Pedro Antonio Urbina, escritor y articulista. Cp. 16.I.2001]

"La historia engancha, entretiene y apasiona. Una novela, en definitiva, dura, intensa y humana al mismo tiempo".
[Joaquín Abadía, El Periódico de Aragón, 11.VI.2002]

Los escritores



"El móvil de la literatura es el argumento esencial del nuevo libro de Ricardo Serna. Lo importante es su capacidad para imaginar historias, la facilidad para soñar autores que a su vez sueñan. Ha construido una obra unitaria en la que destaca el dominio de las situaciones, la variedad de paisajes y personajes, el pulso de la narración, el estilo escueto, despojado de afectación, pero tremendamente eficaz, la fuerza de algunos finales".

[Antón Castro, El Periódico de Aragón, 30.III.1995]

"Tu libro lo estoy leyendo y disfrutando. Te felicito por tu voz firme y sencilla, que cala. Y te deseo toda la suerte del mundo".
[Soledad Puértolas, escritora. Cp. 19.IV.1995]

"Mi gratitud, Ricardo, por sus Escritores admirables".
[Alonso Zamora Vicente, Académico de la R.A.E. y escritor. Cp. 26.IV.1995]

La noche de papel (Relatos, 1968-1987)


"A su viva imaginación hay que unir su lenguaje preciso y limpio, salpicado de brillantes metáforas".
[Miguel Delibes, Académico de la R.A.E. y escritor. Cp. 9.III.1990]

"Su Noche de Papel es un espléndido libro de relatos".
[Raúl Guerra Garrido, escritor y Presidente de la Asociación Colegial de Escritores (Madrid), ACE. Cp. 15.III.1990]

"Los relatos de Serna son casi en su totalidad brevísimos, pequeños monólogos interiores que descubren a una variada fauna de personajes, personajes atemorizados por las condiciones de una vida que les resulta hostil, personajes que viven en el amor y por él velan, criaturas normales que reflexionan como única solución para salvar su soledad. La noche de papel pertenece a la literatura del delirio cotidiano, aquella que se escribe para intentar saltarlo, para descifrarlo, para amortiguarlo. Ricardo Serna practica en sus relatos una sana interiorización de corte lírico".
[Félix Romeo Pescador, Diario 16 de Aragón, 21.III.1990]

"Sus cuentos son muy originales, concisos y sugerentes".
[Carmen Kurtz, novelista. Cp. 21.III.1990]

"Serna -que exhibe por arma de carácter la insignificancia sincera, la pulcritud e incluso la timidez- afirma que es un lector disperso, y cita entre sus maestros a Francisco García Pavón, a Juan García Hortelano, a Umbral, a Chéjov, y confiesa que lee con atención la narrativa de Ignacio Martínez de Pisón. Mima las ambientaciones y no pestañea al ubicar sus relatos en Italia, Rusia, regiones inciertas de Albania […]. Aboga por un lenguaje nítido y claro, de aspiración poética, y bisbisea que no espera nada de La noche de papel, sólo que se conozca y que de ese modo pueda superar esa inagotable tentación de seguir corrigiendo. Uno de los lectores más ilustres de los textos, Miguel Delibes, ha sido totalmente entusiasta con ellos".
[Antón Castro, El Día de Aragón, 21.III.1990]

"Sus relatos son verdaderamente deliciosos, y alguno de ellos resulta fascinante. Los he leído con verdadero placer".
[Alonso Zamora Vicente, Académico de la RAE. filólogo y ensayista. Cp. 22.III.1990]

"Serna presenta, dentro del carril clásico de la escritura, características dignas de mención. Interesa, por ejemplo, la utilización del lenguaje, atinado en sus formas expresivas, que tan pronto alcanza cotas líricas como, con reciedumbre, nos hace caminar por senderos opuestos, llegando incluso a profundizar con acierto en los difíciles territorios de lo confesional, tan propensos al caos y desahogo".
[Ramón Acín, Heraldo de Aragón, 29.III.1990]

"Su hermoso libro La noche de papel refleja la estupenda obra de un autor ya maduro y consagrado".
[Dolores Medio, novelista. Cp. 23.IV.1990]

"Le felicito por la sencillez y naturalidad de su estilo".
[Pedro Antonio Urbina, crítico literario de ABC y escritor. Cp. 11.V.1990]

Relatos del insomnio


"Este premio [el "Ciudad de Palencia" de Narrativa] ha sido un reconocimiento a su buen oficio. El jurado ha dado fe de que en su colección de cuentos hay algunos antológicos. De que domina diversas técnicas y fórmulas en la narrativa breve. De que su manejo del idioma es meticuloso, perfecto".
[Gonzalo Ortega Aragón, El Día de Palencia, 8.V.1984]

"Fueron fallados los premios "Ciudad de Palencia" de creación literaria. Esta noticia, por sí sola, no sería tan relevante para nuestra región de no ser porque uno de nuestros jóvenes autores aragoneses ha conseguido alzarse con el Premio Tomás Salvador, en la especialidad de narrativa, con su obra Relatos del insomnio. Una insaciable tenacidad y dedicación es el rasgo más destacable del autor que nos ocupa. Sólo nos queda congratularnos, como aragoneses y amantes de la cultura, por el éxito de este escritor nacido en Zaragoza y cuyo valor, aun a pesar de su juventud, ya va siendo reconocido en otros lugares de nuestra geografía peninsular".
[María Jesús Torreblanca, Heraldo de Aragón, 17.IV.1984]

Librería París se pone a tu servicio ahora mismo





Comentarios

Entradas más populares